EL KIT BÁSICO DE LA LIMPIEZA FACIAL

Es muy fácil mantener la piel del rostro limpia, ya que las vitrinas de las farmacias, de los supermercados y de las perfumerías están repletas de los más variados tipos de productos para ese fin: jabones, exfoliantes, tónicos, máscaras, aguas micelares y termales etc.

Pero quien busca practicidad y rapidez puede armar un kit básico de limpieza facial a partir de solamente dos productos, indispensables en cualquier necessaire: un jabón en barra o líquido y un exfoliante, ambos específicos para el cuidado de la piel del rostro y para su tipo específico: oleosa, normal, seca o mixta.

Con esos dos ítems es posible hacer una limpieza excelente, dejando la piel del rostro lista para recibir la hidratación y el filtro solar, que cerrarán el ciclo de cuidados básicos y necesarios para quien busca una piel saludable y libre de clavos y espinillas.

Vea cómo hacer una limpieza de piel más rápida y completa, con atención al control de la oleosidad y a la prevención de las indeseables lesiones del acné.

. ¡Use agua fría, siempre!

Cualquiera que sea la temperatura afuera, lávese el rostro con agua fría, por más difícil que eso pueda parecer. Además del efecto revitalizador, el agua fría ayuda a cerrar los poros y a disminuir la oleosidad a lo largo del día. El agua caliente, de otro lado, retira la grasa natural de la piel y la deja más resecada y, luego, más oleosa, por causa del efecto rebote.

. Enjabone la piel con movimientos circulares suaves

Utilice el jabón en barra o líquido y aplique el producto en la piel con suavidad, realizando círculos de adentro hacia afuera. Intensifique la limpieza en las áreas más oleosas, pero sin agredir la piel. Enjuáguese muy bien, con agua fría, hasta que retire todo el producto.

. Vaporice la piel para recibir el exfoliante

Una vez por semana, en media, exfolie la piel del rostro para remover células muertas e impurezas más profundas. Llene una vasija pequeña con agua caliente, coloque el rostro sobre el vapor y cubra la cabeza con una toalla. El proceso dejará los poros más abiertos. Permanezca así durante algunos minutos – el agua no puede estar demasiado caliente, a punto de que el vapor incomode o lastime la piel. Luego, aplique el exfoliante en movimientos suaves y circulares, prestando más atención a las áreas con clavos y espinillas. Masajee la piel y después enjuague con agua fría y abundante.

. Enjuague la piel suavemente

Después de enjuagar el rostro, use siempre una toalla limpia y suave para secarlo, dando suaves golpecitos, sin refregar.

Listo, su rutina básica de limpieza está completa. Para terminar el proceso de cuidado facial, basta con aplicar el hidratante (en gel, de preferencia, para quien tiene la piel oleosa) y, por la mañana, el protector solar.

Cuidado facial

PRODUCTOS RELACIONADOS

  • Jabón Líquido Facial Puntos Negros Defense Protex®

    • Cuidado facial
    Jabón Líquido Facial Puntos Negros Defense Protex®, creado por expertos de la piel, provee protección contra la bacteria* que causa espinillas y puntos negros.
  • Jabón Facial en Barra Control Grasa Protex®

    • Cuidado facial
    Jabón Facial Control Grasa Protex®, desarrollado por especialistas de la piel. Limpia profundamene y remueve el exceso de la grasa que provoca la obstrucción de poros además de proporcionar protección contra las bacterias* que pueden causar granos y espinillas.
  • Gel Hidratante Facial Protex®

    • Cuidado facial
    Hidratante Facial Protex® desarrollado por especialistas de la piel para mantenerla hidratada y protegida. Su fórmula en gel no grasa tiene una textura ligera que hidrata la piel sin obstruir los poros ayudando a prevenir futuras imperfecciones.