ACNÉ: UNA AMENAZA A LA AUTOCONFIANZA

Quien tiene acné lo sabe: a pesar de ser común entre adolescentes y de aparecer también en edad adulta, si no se trata, puede influir en el lado psicológico y tener un impacto profundo en la autoconfianza, incluso cuando se toman los debidos cuidados con la piel. Jóvenes y adultos pueden enfrentar el problema de formas diferentes, pero todos sufren con clavos y espinillas. Eso sucede porque hay una conexión emocional entre la calidad de la piel y la autoestima y el bienestar, y las lesiones del acné  causan inseguridad, tristeza y ansiedad, lo que puede llevar incluso a cuadros depresivos. 

Entre los jóvenes, franja etaria en la que el acné está más presente, existe la cuestión de la aceptación en el grupo, algo importante en esa fase de la vida. Las lesiones en el rostro pueden causar aislamiento, una vez que no todos logran lidiar bien con las bromas de los compañeros y con el rechazo de posibles coqueterías. El problema puede extrapolar la esfera social y perjudicar el desempeño escolar. 

Ya entre el público adulto –mujeres, principalmente – la autoestima se ve afectada no por las reacciones de compañeras o familiares, sino debido a la autopercepción, por no lograr encuadrarse en estereotipos irreales de belleza y sentirse inadecuadas. Una investigación divulgada en 2018 por la Asociación Británica de Dermatología mostró que el 54% de los adultos que tienen o tuvieron acné sienten que esa circunstancia tuvo un impacto negativo en su autoconfianza y el 22% dijeron que el problema perjudicó sus interacciones sociales.

Otro estudio, realizado también en el Reino Unido, por The Health Improvement Network (THIN) analizó miles de personas entre 1986 y 2012 y constató que aquellas personas con acné tenían un 63% de riesgo de desarrollar depresión.

Por eso, como prevención, quien aún no tiene acné debe mantener una rutina de cuidado facial con productos específicos para cada tipo de piel, aliada a una alimentación saludable (con más granos integrales, frutas, verduras, legumbres y omega 3) y a la práctica regular de ejercicios físicos, para combatir el estrés. Todo eso ayuda a mantener la piel del rostro más saludable.

Cuando el acné ya se instaló, lo mejor para hacer es procurar la ayuda de un dermatólogo, quien podrá analizar el tipo de piel, las causas e indicar el mejor tratamiento.

Cuidado facial

PRODUCTOS RELACIONADOS

  • Jabón Líquido Facial Puntos Negros Defense Protex®

    • Cuidado facial
    Jabón Líquido Facial Puntos Negros Defense Protex®, creado por expertos de la piel, provee protección contra la bacteria* que causa espinillas y puntos negros.
  • Jabón Facial en Barra Control Grasa Protex®

    • Cuidado facial
    Jabón Facial Control Grasa Protex®, desarrollado por especialistas de la piel. Limpia profundamene y remueve el exceso de la grasa que provoca la obstrucción de poros además de proporcionar protección contra las bacterias* que pueden causar granos y espinillas.
  • Gel Hidratante Facial Protex®

    • Cuidado facial
    Hidratante Facial Protex® desarrollado por especialistas de la piel para mantenerla hidratada y protegida. Su fórmula en gel no grasa tiene una textura ligera que hidrata la piel sin obstruir los poros ayudando a prevenir futuras imperfecciones.