Mitos y realidades sobre el acné

Mitos y verdades sobre las espinillas

La aparición de clavos y espinillas está relacionado con diferentes causas: desequilibrio hormonal, hereditarias, mala alimentación, estrés, síndromes endócrinas entre otras causas. Sin embargo, un aspecto es común en aquellos que sufren de acné: incomoda demasiado y muchas veces es difícil saber cómo evitarlo o cómo tratar las lesiones que insisten en aparecer.

Además de una rutina de cuidados faciales que incluye higienización con jabón líquido o en barra para el rostro, hidratación, exfoliación y el uso de filtro solar, la práctica regular de ejercicios físicos y una alimentación saludable ayudan a prevenir el acné. Saber más sobre esta condición también aumenta las posibilidades de contrarrestar el problema. Vea lo que es realidad y lo que es mito cuando el asunto son clavos y espinillas.

1. El acné es contagioso

Mito. Clavos y espinillas están relacionados con problemas hormonales y exceso de oleosidad o grasa en la piel e, incluso clasificada como enfermedad infecciosa, el acné no es contagioso, o sea, no es transmisible de persona a persona.

2. No se deben exprimir clavos ni espinillas

Realidad. ¿Ya percibió cuántas veces, al tocarse una espinilla, ésta se hizo más grande y más inflamada? Forzar la salida del pus o del clavo, además de no eliminar todo el acné puede lastimar la piel y dejar marcas o cicatrices. La piel herida también se convierte en un blanco fácil de bacterias y otros microorganismos, lo que aumenta el riesgo de infección. Por eso, debes mantener los dedos lejos de clavos y espinillas.

3. Limpieza de piel ayuda a combatir el acné

Depende. Si el problema son solamente clavos, la limpieza de piel ayuda a mantener la piel limpia y saludable y los poros desobstruidos y más cerrados. Sin embargo, en caso de espinillas muy inflamadas, el tratamiento puede ser agresivo, por eso conviene evitar una limpieza más agresiva.

4. El sol seca las espinillas

Mito. Lo que sucede es que, debido al bronceado que uniformiza la piel, se tiene la impresión de mejoría. El problema, sin embargo, viene con el efecto rebote: al percibir la piel del rostro resecada, el organismo produce más sebo para protegerla. Además, el sol puede dejar manchas permanentes en la piel.

5. Chocolate causa espinilla

Depende. No hay estudios que comprueben esa teoría. Lo que se sabe es que alimentos ricos en grasa y azúcar aumentan los procesos inflamatorios del cuerpo debido al alto índice glicémico. Entonces, si no es posible evitarlos, reduzca el consumo y prefiera los chocolates medio amargos o amargos, más ricos en cacao.

Compartir: