¿Sabes cuándo tu piel necesita cuidados especiales?

¿Sabes cuándo tu piel necesita cuidados especiales?

Nuestra piel es una caja de sorpresas, hay días que nos despertamos y está bonita, radiante, con un aspecto renovado, pero otros días puede tener pequeñas irregularidades como alergias, espinillas y grasa. Y a veces parece que estas señales aparecen en días importantes, como en el día de la graduación, o antes de una cita o entrevista, ¿verdad?

Sin embargo, hay maneras de cuidarse la piel para controlar estas molestias y disminuir o evitar que vuelvan, ya que los cuidados que tienes influyen directamente en la salud de tu piel.

Importante: los cuidados son para todos, pero si tienes la piel delicada, debes estar más atento.

Descubre qué hacer para minimizar las molestias

Espinillas

Tener una rutina de limpieza de la piel es muy importante. De esta manera, evitas que se acumule sebo en los poros, ya que, aunque es una grasa que protege la piel, en grandes cantidades puede obstruir los poros. Así tu piel no respira, lo cual provoca la proliferación de bacterias, y de ahí surgen las espinillas. Pueden aparecer en varias partes del cuerpo como en la cara, el cuello, la espalda, los brazos, y créeme, incluso en las nalgas.

Otros factores que contribuyen a la aparición de espinillas son los cambios hormonales, altos niveles de estrés, suplementos y alimentos grasos.

  • Lávate la cara dos veces al día, al despertar y antes de acostarte, con un jabón para tu tipo de piel;
  • Al ducharte, utiliza un jabón antibacteriano y limpia bien la zona con espinillas, exfoliando y frotando la zona con cuidado;
  • Hidrata tu piel con una crema adecuada para ti;
  • Usa protector solar todos los días;
  • Consulta a tu dermatólogo para elegir los productos más adecuados.

¡Atención! No te explotes las espinillas con las uñas, ya que pueden trasmitirle bacterias a la piel.

En casos más graves e inflamaciones, acude a un dermatólogo y habla sobre el mejor tratamiento para ti.

Piel grasa

La grasa se produce debido a la alta producción de sebo en la piel, dándole un aspecto más brillante y con los poros dilatados.

¿Pero, por qué sucede? Los factores más comunes son el desequilibrio hormonal, la mala alimentación o el descuido con la higiene.

Una forma efectiva de cuidar la piel grasa es incluir los siguientes pasos a tu rutina diaria:

  • Lávate bien la cara cuando te despiertas y antes de acostarte;
  • A la hora de ducharte, lávate el cuerpo suavemente; 
  • Evita el agua excesivamente caliente en la ducha;
  • Usa un jabón con agentes suavizantes en su composición; 
  • Usa una crema hidratante que controle la grasa. Consulta a tu dermatólogo para saber qué producto es el más indicado para tu piel;
  • Cuida tu alimentación.

La piel, al ser muy sensible, debe estar protegida. Por eso, usa Protex. Su nueva fórmula con óleo de linaza elimina el 99,9% de las bacterias* naturalmente, y mantiene la piel protegida de adentro hacia afuera. Pruebe el jabón antibacteriano Protex Limpieza Profunda Antiacné, con extracto de algas marinas, que ayuda a eliminar la grasa y impurezas de los poros.

 

 

Este artículo tiene por objeto promover la comprensión y el conocimiento de los temas generales de higiene. No tiene la intención de reemplazar el asesoramiento profesional, el diagnóstico o tratamiento. Acude siempre a tu médico u otro profesional de la salud cualificado para responder preguntas que puedas tener sobre una condición o tratamiento médico.

*Bacterias probada: E.coli.

Compartir: