¿Bacterias en las manos? Protégete de ellas con un correcto lavado de manos

¿Sabes cuál es la técnica para el lavado de manos? Te decimos los pasos que debes considerar para mantener tus manos limpias y libres de bacterias.

Cómo escoger un jabón para piel oleosa

Nuestras actividades diarias, requieren constantemente del uso de nuestras manos, lo que inevitablemente nos pone en contacto directo con miles de bacterias que aunque no podamos ver, están allí. Estas pueden llegar a representar un riesgo para nuestra salud. Te contamos por qué y cómo protegerte de ellas.

Independientemente de tu edad y estilo de vida, todos necesitamos proteger nuestra piel y tener la seguridad de lo que estamos haciendo de la manera correcta.

Es indiscutible que el lavado y desinfección de manos es una de las maneras más sencillas para protegerse de las bacterias en las manos. Además de ser uno de los principales hábitos de higiene, el lavado de manos también puede evitar la propagación de infecciones que se transmiten a través del contacto físico.

Lavarse las manos con agua y jabón antibacterial es una barrera de contención ante diferentes virus y bacterias que se pueden alojar en la piel. Por eso es tan importante fomentar la higiene de la piel y aprender cómo lavarse las manos de manera correcta y así mantener la buena salud de tu piel.

Si quieres mantener la salud de tu piel y evitar la proliferación de bacterias en tus manos, no busques más que aquí te contamos todo lo necesario para mantener tus manos protegidas.

¿Qué tipo de bacterias hay en las manos?

Aunque a simple vista tus manos parezcan limpias, sabemos que la piel esconde distintos tipos de bacterias. Un estudio de la Universidad de Colorado indica que hay aproximadamente 3,200 bacterias viviendo en nuestras manos. Si bien no todas son dañinas, hay algunas que sí pueden provocar infecciones si no se eliminan mediante el lavado de manos correcto.

De acuerdo con información de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, estas son las bacterias más comunes que pueden encontrarse en las manos:

  • Bacilos: pueden causar un gran número de infecciones entre las cuales se encuentran las urinarias, diarreas y peritonitis.

  • Estafilococos: el Staphylococcus aureus puede provocar infecciones de la piel, neumonía, endocarditis y osteomielitis.

  • Micrococos: aunque obtienen beneficios del ser humano, son inofensivas para tu salud. 

Al estar en contacto con prácticamente todos los objetos que te rodean, las manos pueden hospedar una gran cantidad de gérmenes, por eso es tan importante mantener las manos limpias en todo momento. 

Mantener una higiene constante es fundamental para evitar la proliferación de bacterias. Busca el jabón para manos Protex®, su fórmula con óleo de linaza fortalece las defensas naturales de la piel para mantenerla saludable desde adentro* y elimina el 99,9% de las bacterias**.

La forma correcta del lavado de manos

Lavarse las manos es una acción tan común que la mayoría de nosotros pensaríamos que lo hacemos como todos unos expertos. Sin embargo, el lavado va mucho más allá de solo mojar las manos, frotar las palmas y sacudir las gotas de agua. ¿Sabes por qué es tan importante lavarse las manos correctamente?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene una guía muy útil de cómo lavar las manos de forma correcta y eficaz:

  1. Moja las manos con agua.

  2. Aplica una cantidad suficiente de jabón para cubrir ambas manos.

  3. Frota las palmas de las manos entre sí.

  4. Después, frota la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa. 

  5. Frotar toda la superficie de las manos (el dorso, el espacio entre los dedos y debajo de las uñas) durante, al menos, 20 segundos.

  6. Enjuaga ambas manos con agua.

  7. Seca muy bien tus manos con una toalla limpia.

Es importante que limpies el área de las muñecas, sobre todo si acostumbras llevar pulseras o relojes ya que hay bacterias que se acumulan alrededor de este tipo de accesorios. Lo mismo  sucede con los anillos y demás joyería, lo ideal es quitarlos antes del lavado de manos para evitar la humedad. 

Los gérmenes se propagan más fácilmente en la piel húmeda que en la piel seca, por eso debes secarte las manos por completo antes de regresar con tus actividades. Puedes hacerlo con una servilleta de papel o con una toalla absorbente, solo asegúrate de no salpicar los restos de agua a las superficies limpias. 

Otra recomendación que sugiere la OMS es sobre el tiempo de lavado de manos: entre 40 y 60 segundos. Para calcular el tiempo puedes elegir una canción corta y cantarla mientras te aseguras de lavar tus manos de manera correcta. 

¡Lavarse las manos también puede ser divertido! Descubre qué hacer para enseñarle a los más pequeños.


¿Cuándo debemos lavarnos las manos?

Independientemente de que salgas o no de casa, debes lavar tus manos repetidas veces a lo largo del día. Esta acción es una de las mejores formas de prevenir la propagación de infecciones y evitar enfermedades. 

Si bien, no hay una cifra exacta que indique el número de veces al día que debemos lavarnos las manos, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos sugiere lavarse los manos en los siguientes casos:

  • Antes, durante y después de preparar alimentos

  • Antes y después de comer

  • Antes y después de cuidar a una persona enferma

  • Después de cambiarle el pañal a un bebé 

  • Después de ir al baño

  • Después de sonarse la nariz toser o estornudar

  • Después de sacar la basura o manipular residuos

  • Después de tocar animales o mascotas

  • Después de tocar dinero: monedas o billetes.

  • Después de estar en lugares públicos

Importancia del lavado de manos

Como verás, el número de veces que debes lavarte las manos depende completamente de tus actividades diarias. Pero es importante que no te excedas en el lavado diario. Lavarse las manos de manera obsesiva puede provocar que tu piel se deshidrate con mayor rapidez y pierda los aceites naturales que protegen a la epidermis.

 

Con estas acciones puedes mantener una higiene correcta de tus manos y evitar la transmisión de las bacterias. Sigue estos consejos y verás que el lavado de manos se convertirá en un hábito frecuente y rápido en tu vida diaria.

*Después de 2 semanas, lavando dos veces al día, hay un aumento de la producción de péptidos antimicrobianos

**Bacteria probada: E. Coli.

Compartir: